Buscar Noticias

Elegidos “No Tradicionales”

Elegidos “No Tradicionales”

Desde hace algún tiempo, ciertas bodegas en la Argentina empezaron a producir en pequeñas producciones, vinos audaces y fuera de la común con uvas poco conocidas y métodos alternativos de elaboración.

Seguramente hay muchísimas cepas de las que nunca hayas escuchado algo, a estas uvas se las denomina “No Tradicionales”. Acá te dejamos nuestra selección de vinos de la semana elaborados a base de “Uvas no tradicionales”

Lunes

Altocedro-750-ml-Tempranillo-300239-200px

AltoCedro Año Cero Tempranillo

Manteniendo viva la tradición hispana.

El Turco Karim Mussi es uno de los enólogos más interesantes para seguir en la actualidad.  Hace un trabajo con mucha conciencia, nada “a la bartola”, conocé como pocos la zona de La Consulta y sus alrededores y además tiene conciencia de la importancia de la tradición vitivinícola de nuestro país y de la importancia de defenderla.  En varias ocasiones ha expresado su preocupación por cómo se arrancan centenarias plantas de Merlot, Tempranillo y Syrah para reemplazarlas por el más comercial Malbec.  Por eso siempre está a la busca de mantener vivas las cepas originarias de la zona.

Para mantener la esencia de este Tempranillo solo se eligió darle un toque de roble francés de 8 meses al 30% del vino.  Apenas acercamos la copa nuestra nariz se puede reconocer esa tipicidad del Tempranillo y su color oscuro y denso.  Sus aromas son muy expresivos y destaca la fruta negra, las especias, algo floral y detalles de la madera como moka y vainilla.  Una linda paleta de aromas que acompañan un vino con mucho cuerpo, pero con gracia y frescura.  Amable, sabroso y de buen final.

Es todo un vino gastronómico, especial para acompañar gran variedad de platos.  Podemos ir desde un cordero asado, especialidad de la Rioja española, hasta un guiso o una picada con variedad de quesos y embutidos. (Ariel Rodriguez, Vinarquía)

Alcohol
14%
Composición Varietal
100% Tempranillo
Acidez
5,58 g/l
Origen
Argentina
Azúcar
1,98 g/l
pH
3,7
Fermentación
7 días a 27°C
Maceración
Sin Maceración sobre borras, descubre a 0° grados Baumé

Karim Mussi Saffie nos enseña todas las particularidades de este grandioso tempranillo en la videoteca más grande del país;

Miercoles

Alambrado750-mlBonarda-300761-200px

Alambrado Bonarda

La búsqueda por el espacio perdido

Luego del Malbec, la Bonarda es la variedad tinta más plantada de nuestro país.  Su calidad enológica y la cantidad de hectáreas plantadas guardan desde hace años la esperanza de ser el próximo boom varietal de nuestro país.  Sin embargo le resulta muy difícil quitarse de encima el estigma de haber sido durante años utilizada como vino de volumen para llenar etiquetas de bajo precio.  A pesar de ello, desde hace unos años a esta parte se está haciendo un gran trabajo con la Bonarda, prestando atención a rendimientos menores, mejorar la calidad y vinificarla de forma más cuidada.  Poco a poco va recuperando el respeto de los consumidores y eso no es algo que se logra de un día para otro sino que requiere un trabajo constante.

Para probar esos nuevos Bonardas pensados como vino de calidad, empezar por el Alambrado es una buena opción.  Entre otras cosas solo el 10 % del vino fue criado en barricas de roble francés durante 10 meses, como para darle un toque de complejidad sin tapar la esencia de la uva.  Sus aromas son los típicos de fruta roja pequeña del varietal, con una cereza madura bastante presente y detalles de especias y vainilla.  Al beberlo notaremos un vino que ocupa bastante la boca con su cuerpo medio y sedoso.  La acidez natural del Bonarda logra un balance y un estilo gastronómico, respetando la esencia original.

El plato cantado para un vino así son las pastas con salsas rojas.  También las legumbres como unas lentejas invernales y unos quesos duros podrían ser unos buenos compañeros. (Ariel Rodriguez, Vinarquía)

Alcohol
13.80% vol.
Composición Varietal
100 % Bonarda
Acidez
5.90 g/l
Origen
Argentina
Azúcar
3.60 g/l
Región
Maipú / Santa Rosa, Mendoza, Argentina
Crianza
El 10 % del vino fue criado en barricas de roble Francés durante 10 meses
Color
De color rojo violáceo intenso
Aroma
En nariz, ofrece típicos aromas de frutos rojos maduros, muy especialmente cereza, junto a las notas de vainilla y especias aportadas por la crianza en barricas
Maceración
Maceración pre-fermentativa a 5ºC durante 7 días.
Sabor en boca
En boca es fluido y aterciopelado, con taninos amables y acidez refrescante

Descubrí de la mano de Sebastián Fernandez toda la línea de vinos SANTA JULIA ALAMBRADO en la vioteca más grande del país; 

 

Jueves

Escorihuela-Gascon-Sangiovese-750-ml-111227-200px

Escorihuela Gascón Sangiovese

La sangre de Júpiter embotellada

En Italia se vinifica con variedad Sangiovese desde las épocas del Imperio Romano, donde se lo llamaba Sanguis Jovis (Sangre de Júpiter, la máxima deidad romana).  Es una de las variedades más cultivadas y con la cual se producen algunos de los más afamados caldos italianos: Chianti, Brunello di Montalcino, Sangiovese di Romagna, etc.

En nuestro país la cepa entró en un estancamiento y es difícil encontrar varietales vinificados solos porque suele usarse en cortes.  En ese sentido, el de Escorihuela Gascón es ya un clásico para entender la cepa en nuestro país.  Tiene un paso de 7 meses por barricas de roble francés (80%) y roble americano (20%) con uvas provenientes de Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza.

Es un vino de un rojo intenso, de baja profundidad.  Sus aromas son abundantes y remiten a la fruta fresca, en especial frambuesa, algo especiado y leves toques florales y aportes del roble: notas sutiles de vainilla y café.  Su cuerpo es liviano, aunque de buena estructura.  Ameno, fácil de beber, delicado y de buen final.  Un vino perfecto para acompañar unas pizzas o pastas con salsas rojas. (Ariel Rodriguez, Vinarquía)

 

Descubramos junto a Ramiro Palmeyro todas las particularidades de este Escorihuela Gascón Sangiovese, realmente una cepa distinta; 

 

Viernes

Ruca-Malen-.-Petite-Verdot-.-750-ml.300583-200px

Ruca Malen Petit Verdot

Todo el potencial del Nuevo Mundo.

Si venís siguiendo el minuto a minuto de las tendencias vínicas argentinas tengo que decirte que el Petit Verdot es algo así como el nuevo Cabernet Franc.  Durante años se lo elaboró como en Francia, donde le cuesta mucho madurar y se lo utiliza en los cortes para dar color, acidez y, sobre todo, taninos.  Pero en el Nuevo Mundo los tiempos de cosecha son distintos y las uvas de ciclo largo maduran mejor y no tienen ese estilo duro al paladar sino una elegancia potencialmente increíble.  Es el chiche que todos quieren tener en su línea de vinos y Ruca Malen ya lo comercializa desde hace rato.

Es un vino de color oscuro con aromas intensos que nos recuerdan a frutas como las ciruelas, notas especiadas y un toque de matices de roble y vainilla gracias a sus 12 meses en barricas.  La fuerte impronta francesa de la bodega se hace sentir al beberlo, ya que es estructurado, de taninos marcados y potentes.  Cierra con un final que no te deja inmutable.

Un vino para beber ya o guardar unos años (la bodega sugiere hasta 7 años como potencial de guarda).  Es ideal para carnes rojas asadas, especialmente las bien jugosas.(Ariel Rodriguez, Vinarquía)

 

Probamos este Ruca Malen Petit Verdot de la mano del enólogo Pablo Cúneo en la videoteca más grande del país; 

 

 

También te puede interesar

Deja tu comentario