Buscar Noticias

¿Cómo reconocer los aromas del vino?

¿Cómo reconocer los aromas del vino?

Una vez que aprendimos la teoría de los aromas del vino (cómo se originan, cómo se clasifican, cuáles son los feos) nos queda la práctica.  Difícilmente podremos reconocer muchos aromas en nuestra copa si no nos ejercitamos un poco.  Nuestro olfato es un sentido muy fino, pero necesita de “activación”.  Según el célebre enólogo ÉmilePeynaud: “El ojo y el oído son sentidos muy afinados, permanentemente alertados y activos.  El gusto y el olfato son sentidos ocasionales, a menudo en reposo, a los que se interroga de forma intermitente.  Es comprensible que nos preocupemos menos de probar y de oler que de ver y de oír.”En nuestra sociedad actual, lo audiovisual prima sobre el resto, vivimos en una cultura de la imagen y de la información, por lo que el resto de los sentidos son menos valorados al igual que el disfrute analítico propio.

Para despertar y empezar a crear nuestra “base de datos” de aromas podemos simplemente oler todo lo que nos rodea y concentrarnos en recordarlo.  Este método es bastante sensato, pero en una copa donde todo se amalgama es bastante más difícil.  También podemos recurrir a  un kit de aromas.  En estos kits vienen frasquitos con esencias que reproducen los aromas más usuales en los vinos y oliéndolos periódicamente podremos reconocerlos.  Su contra es el costo.

Gloria MarotiFrazee, Directora de la sección Escuela y Video de la prestigiosa revista WineSpectator, propuso un método casero para despertar nuestro sentido.  Lo que propuso es hacer unos preparados con vino para intensificar los aromas y así identificarlos más fácilmente.

El método

Primero, debés conseguir un vino que sea lo más neutro posible en cuanto a aromas, no gastes mucho dinero porque no lo podrás beber después del experimento. Necesitarás también varias copas, si son de degustación mejor, y varios otros ingredientes que se detallarán a continuación.

En cada copa colocar un poco de vino, no mucho, como si estuvieras por degustarlo.

Etiquetar cada copa con uno de los “ingredientes” de las listas y agregar en ella el ingrediente indicado (sólo ese).  Dejar descansar por una hora y luego quitar cualquier resto sólido.

En este momento empieza el juego.  Debemos tomar cada copa, agitarla y oler.  Hay que concentrarse en el aroma agregado y tratar de reconocerlo.  Después podés jugar a identificarlos a ciegas, sin leer las etiquetas.Dos consejos: cerrar los ojos y meter la nariz adentro, sin vergüenzas.

Se recomienda prácticar todos los días por al menos 4 días, o los que prefieras.  Guardar las copas en la heladera y luego desechar el vino.  No recomiendo para nada tomar estas copas.

Aroma buscado e ingredientes a agregar

Para los blancos:

Limón: un poco de ralladura de la cáscara y una cucharadita de jugo

Pomelo: un poco de ralladura de la cáscara y una cucharadita de jugo

Ananá: una cucharadita de jugo

Melón: unos pedacitos de Melón maduro

Durazno: unos pedacitos de Durazno o un poco del jugo de la conserva (aunque no es lo mismo)

Pera: unos pedacitos de Pera o un poco del jugo de la conserva (aunque no es lo mismo)

Pasto: unas hojas trituradas de pasto verde

Miel: una cucharada de miel

Vainilla: una o dos gotas de extracto de vainilla

Humo: una o dos gotas de humo líquido (lo venden en el supermercado)

Jazmín: machacar y agregar algunas flores de jazmín

 

Para los tintos:

Frutillas: dos frutillas trituradas

Mermelada de Frutillas: disolver una cucharada de mermelada de Frutilla u otro fruto rojo

Cerezas: unos pedacitos de Cerezas o un poco del jugo de la conserva (aunque no es lo mismo)

Menta: Unas hojitas de menta machacada, si es seca será menos intenso

Pimiento verde: unos cubitos de pimiento o morrón verde

Pimienta negra: unos granos de pimienta negra

Chocolate: una cucharada de chocolate rallado

Café: una cucharadita de Café

Tabaco: una cucharadita de Tabaco picado o de un cigarrillo

Vainilla: una o dos gotas de esencia de vainilla

Humo: una o dos gotas de humo líquido

Clavo de olor: dos o tres clavos(también se pueden usar otras especias que aparecen en vinos como el tomillo o algún mix)

Ahora a descorchar algo bueno

La parte más linda de aprender de vinos es la práctica, así que ahora nos queda comprar un buen vino, si tiene algo de crianza mejor, y tratar de reconocer estos aromas.  De a poco nos resultará cada vez más fácil ir identificando aromas y tendremos una percepción más completa del vino.  Con el tiempo notarás que tu  olfato puede decirte mucho más de lo que creías.

Ariel Rodriguez
Provengo del mundo de las letras, pero siempre me definí como un entusiasta del vino. Fui aprendiendo poco a poco sobre el noble brebaje, escuchando a otros, leyendo libros, asistiendo a degustaciones, etc. y se me ocurrió la idea de comunicar sobre lo que me gustaba. Mi blog se convirtió en un espacio de crítica libre, un hobby para despuntar el vicio de la escritura, hablar sobre lo que bebo y mil reflexiones más que se me ocurren sobre el mundo del vino argentino. La ausencia de vínculos comerciales, me permite una voz libre y sincera de la que quiero hacerlos parte.

También te puede interesar

Deja tu comentario