Buscar Noticias

Opciones primaverales

Opciones primaverales

Según el mito griego la joven Perséfone fue raptada por Hades, dios del inframundo, y llevada a su oscuro mundo.  Entristecidas, las flores y buena parte de la vida sobre la tierra, se opacaron y entraron en un letargo del que salieron hasta que Zeus intercedió y Hades dejó partir a Perséfone.  Su llegada sobre la tierra trajo nuevamente todo el verdor y la vida salió de su letargo.

Hoy Perséfone volvió a caminar entre nosotros y es motivo de alegría, ropa holgada, enamoramientos juveniles, comidas más livianas y con esto bebidas más refrescantes y livianas también.  Veamos algunas opciones:

 

Para el cervecero

Para esos días en que el calor empieza a apretar un poco (solo un poco) la cerveza es una gran opción que acompañará bien cualquier comida ligera en el balcón, terraza o patio.  Por supuesto que hay que saber elegir bien, una Porter con todo su cuerpo e intensidad de sabor podrá ser más adecuada con platos invernales.  Pero para la primavera contamos con la maravilla de las cervezas de trigo, por ejemplo.  Si nunca probaste una, no te asustes del aspecto turbio que traen la mayoría de las cervezas alemanas del tipo (existen versiones filtradas, pero pierden buena parte de su personalidad).  Tienen un bajísimo amargor y sensación refrescante, además de unos atractivos aromas a banana y clavo de olor y en nuestro país se las podemos encontrar con relativa facilidad.  Entre las mejores opciones de la góndola local están: Paulaner, Schofferhofer  y Weidmann.  Estas dos últimas vienen en barriles de cinco litros también.  De nada.

 

Para el barman hogareño

Al que le gusta jugar a la coctelería en casa tiene muchísimas opciones para la primavera.  Personalmente lo que me gusta luego de un largo día de trabajo es un Gin Tonic.  Para hacerlo y que sea realmente espectacular es imprescindible cuidar los detalles.  Buscar un vaso de boca ancha y enfriarlo previamente con hielo; agregar unos 5 cl de gin (marcas recomendadísimas: Bombay Sapphire, The Botanist, Beefeater, Hendrik’s u opciones de lujo como Star of Bombay y Gin Mare); antes de la mezcla, sumar los botánicos de nuestra elección como semillas o cítricos; finalmente agregar la tónica muy suavemente para que no pierda sus burbujas; decorar y disfrutar.

Otra opción, más novedosa en nuestra góndola es la de Pimm’s The Original N°1.  Se trata de una popular espirituosa inglesa de fórmula secreta elaborada a base de gin y distintas hierbas y licores.  Su sabor es algo dulce y frutado, pero con un cierto toque de amargor.  Si bien puede beberse directamente, lo habitual es mezclarlo con tres partes de gaseosa de lima-limón.  Esta es la versión más simple, pero lo imperdible es aprovechar la llegada de las frutas y armar un cóctel que contenga frutillas, pepino, menta y naranja.  Para hacerse amigos.

 

Para el enófilo

Si de vinos se trata las opciones son muchas.  Ya vamos cerrando la temporada de platos de cuchara, calóricos y pesados, y con ellos se van los Cabernet ampulosos y los Malbec de alta graduación.  Los tintos más livianos piden pista y junto con ellos los blancos y rosados.  Y hay tantos para recomendar que hoy prefiero quedarme del lado de los rosés, porque su temperatura no debe ser tan fría, son bastante versátiles a la hora de la gastronomía y afortunadamente su  horizonte se va ampliando mucho en nuestro país, en especial en la alta gama.

Si te gustan los rosados sutiles y etéreos algunas buenas opciones son Luigi Bosca Rosé, un rosado a base de Pinot Gris y Syrah que acompañan la famosa frase de Gertrude Stein “a rosé is a rosé is a rosé”, algo así como decir que las cosas son como son, simples; el Caelum Rosado, siempre con la acidez vibrante que le da su enólogo a los vinos; o L’argentin de Malartic, un sabroso rosado elaborado con la mano francesa de Clos de los Siete.

Si tu búsqueda va por rosados de mucha expresión frutal, mis recomendados podrían ser: Doña Silvina Rosado, elaborado a base de Malbec y con toda la fruta que puede brindar nuestra cepa de bandera; el Chakana Rosado que es pura frescura de frutillas y frambuesas; o Alamos Selección Rosado, elaborado con una maceración atenuada para mantener toda la fruta fresca del Malbec.

Si no podés desprenderte de los tintos tan fácilmente y buscás opciones con más cuerpo no te pierdas los rosados salteños, que tienen más volumen y abundantes aromas a fruta roja.  Dos buenos ejemplos podrían ser: Ciclos Malbec Rosé y Finca Las Nubes Rosado.

 

Aprovechen antes de que Hades se lleve la alegría verde otra vez bajo tierra.

Ariel Rodriguez
Provengo del mundo de las letras, pero siempre me definí como un entusiasta del vino. Fui aprendiendo poco a poco sobre el noble brebaje, escuchando a otros, leyendo libros, asistiendo a degustaciones, etc. y se me ocurrió la idea de comunicar sobre lo que me gustaba. Mi blog se convirtió en un espacio de crítica libre, un hobby para despuntar el vicio de la escritura, hablar sobre lo que bebo y mil reflexiones más que se me ocurren sobre el mundo del vino argentino. La ausencia de vínculos comerciales, me permite una voz libre y sincera de la que quiero hacerlos parte.

También te puede interesar

Deja tu comentario