Buscar Noticias

Por qué el vino argentino

Por qué el vino argentino

El ceibo, el hornero, el quebracho colorado chaqueño, la rodocrosita, el pericón, el mate, el juego del pato… el vino.  Todos son emblemas nacionales, símbolos que nos identifican y han sido amparados por la legislación.  El 24 de noviembre de 2010 se firmó el decreto 1800, que en 2013 el Congreso de la Nación transformara en Ley, y se declaró al vino como la Bebida Nacional.  Pero, ¿qué significa para nosotros el vino?  El vino son las tardes bajo la parra tomando un Torrontés frío, es el orgullo del Malbec recorriendo el mundo, que en cada mesa haya una botella porque es parte de nuestra dieta, es parte de nuestros orígenes europeos, el vino es parte de nuestro trabajo y de nuestras celebraciones.

La famosa ley 26.870 que declaró al vino como la bebida nacional hizo hincapié en que es “un producto alimenticio de consumo masivo, que por sus cualidades nutricionales comprobadas, integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales, culturales y económicos del país”.    Este reconocimiento como alimento  y como valor cultural es único en el mundo, a pesar de ya estar comprobado por, entre otros estudios, la famosa “paradoja  francesa”, la evidencia nutricional que ocurre en Francia por la que, a pesar de tener una dieta rica en grasas saturadas, su incidencia de enfermedades cardio y cerebro-vasculares es relativamente baja.  La clave pareciera estar en el consumo moderado de vinos y su efecto benéfico para el organismo.

Con unas 250.000 hectáreas de viñedos, somos el 7° país en cuanto a superficie implantada y el  5° productor mundial de vinos.  Según se afirma, la industria vitivinícola cuenta con  55 mil a 60 mil puestos de trabajo estables, a los que se suman entre 45 mil y 50 mil trabajadores de manera temporaria, como aquellos que son ocupados durante la cosecha, por ejemplo.  Y más allá de la uva cosechada parar ser consumida en fresco, como fruta, el resto necesita ser transformada en vino, con una inversión en tecnología muy costosa y personal con estudios universitarios.  Sin querer entrar en comparaciones odiosas, la soja solo emplea unas 15 personas cada mil hectáreas y tiene escaso valor agregado, algo que el vino necesita sí o sí.  Sin embargo, la soja genera más divisas y marca el ritmo del PBI, mientras que el vino nacional tiene que competir duramente en los mercados internacionales.  Con cambios impositivos este posicionamiento podría mejorar.

Para entender por qué el vino es bebida nacional lo mejor es recorrer las zonas vitivinícolas como Mendoza, San Juan, Salta o la Patagonia.  Es ir allí y encontrarse con la cultura del trabajo, esa expresión tan bastardeada por algunos y que acá se convierte en orgullo por la tierra y lo que podemos hacer con lo que nos da.  Aprovechen a recorrer las bodegas, vean las historias familiares detrás, descubran los misterios encerrados en los toneles, el arte que inspiran los vinos producidos, escuchen los cientos de anécdotas e historias que giran en torno a esta bebida milenaria.  Y claro, no se pierdan del momento revelador de ver un atardecer entre los viñedos, con el sol rayando los Andes.  El vino es cultura líquida que se disfruta con cada sorbo.

Todo eso es el vino: alimento, trabajo, cultura, inspiración.

Ariel Rodriguez
Provengo del mundo de las letras, pero siempre me definí como un entusiasta del vino. Fui aprendiendo poco a poco sobre el noble brebaje, escuchando a otros, leyendo libros, asistiendo a degustaciones, etc. y se me ocurrió la idea de comunicar sobre lo que me gustaba. Mi blog se convirtió en un espacio de crítica libre, un hobby para despuntar el vicio de la escritura, hablar sobre lo que bebo y mil reflexiones más que se me ocurren sobre el mundo del vino argentino. La ausencia de vínculos comerciales, me permite una voz libre y sincera de la que quiero hacerlos parte.

También te puede interesar

2 Comments

  • OBDULIO MENCI 24 noviembre, 2017 22:08

    Quiero expresar que a la fecha pese a los reiterados reclamos no recibi respuestas sobre el pedido 768580431257-01 que no me fuera entregado ni devuelto el pago efectuado

    • Federico Maques 29 noviembre, 2017 15:45

      Hola Obdulio. El pedido no fue retirado de la sucursal de Andreani y por lo tanto regresó a nuestro depósito. Preferís que se vuelva a enviar o cancelar la compra?. Saludos!

Deja tu comentario