Buscar Noticias

Vinos de Alta Gama

Vinos de Alta Gama

La calidad de los vinos está dada en función del segmento al cuál apunta cada etiqueta. Así, los vinos de todos los días cumplen (obviamente) con parámetros suficientes para poder salir al mercado, pero no se les pueden pedir mucho más. Deben ser correctos, porque a los atributos hay que ir a buscarlos a otro lado. Simplemente porque no es sencillo aportarle carácter, aromas, sabores, texturas, equilibrio y complejidades a los vinos.

La máxima de agrónomos y enólogos es que el vino nace en el viñedo. Es decir que solo se podrán hacer grandes vinos a partir de uvas de gran calidad.

¿Cómo se logran? Con mucha dedicación y personas en la viña, ya que cada planta es diferente. Se puede manejar un viñedo de 50 hectáreas como un todo, y buscar obtener rendimientos altos (de 200 qa/ha. Por ejemplo); es decir, apostar a la cantidad. Pero con esas uvas solo se podrán hacer vinos sin atributos destacables. Claro que se trata de un negocio y las bodegas no viven de los vinos de Alta Gama. Pero son estos los que brindan el prestigio que les permiten trascender las generaciones.

Por eso la elección de la variedad deberá ser en función al terruño y su clima. Luego, el manejo del viñedo deberá ser acorde; una poda cuidada en invierno, ya pensando en el tipo de vino que se deseará lograr al año siguiente. Raleos a conciencia de racimos en pos de encontrar el mejor equilibrio de cada planta, un manejo preciso del riego para optimizar el carácter de la finca, etc. Y sobre todo, una cosecha manual y cuidada para llevar los racimos enteros a la bodega.

Una vez que ingresa la uva, la idea es intervenir lo menos posible si lo que se busca es potenciar la personalidad del viñedo. La tecnología es muy necesaria, básicamente por el manejo de las temperaturas durante las fermentaciones. Después se puede optar por piletas, tanques de acero, vasijas de concreto o barricas de roble. El secreto para lograr un vino de Alta Gama será que el volumen de la vasija deberá ser pequeño; no más de 5000 l.

Si bien la química influye, el vino es una bebida formada por compuestos naturales que llegan en equilibrio a la botella, esperando a ser disfrutado en la mesa. Pero lograr eso no es tan simple como suena, sobre todo si lo que se busca es ofrecer muchos atributos al mismo tiempo y durante mucho tiempo.

Son trabajos minuciosos para lograr esas pequeñas sutilezas que pueden hacer grandes diferencias en las copas.

Un vino de Alta Gama puede ser tinto o blanco, también espumoso; incluso rosado (actualmente hay de $700). No importa tanto la variedad de uva, siempre y cuando se trate de cepas nobles bien tratadas.

Su aspecto puede ser brillante o algo opalescente, si se trata de vinos sin filtrar. Sus aromas deben ser limpios (salvo que se trate de vinos añejos, en los cuales la primer impresión puede no llegar a ser tan placentera), pero no debería ser muy efusivo ni muy intenso, sino más bien equilibrado. En boca debe ser franco y expresar lo mismo que insinuó en nariz, con texturas que se hagan sentir pero sin perder armonía. En la tensión de su frescura y la firmeza de su paso por boca estará implícita se capacidad de guarda; atributo exclusivo de los vinos de Alta Gama.

No hay que ser un conocedor para disfrutar un vino así, cualquiera con una copa en la mano lo puede apreciar, aunque quizás explicar las sensaciones sea complicado.

Claro que la Alta Gama no solo viene en el interior de la botella. Un vino de  partida limitada, de un terruño exclusivo, incluso de una parcela dentro de un mismo viñedo. Elaborado a partir de una método específico en pos de un estilo, y por alguien reconocido. O el tiempo de crianza en barricas, o el prestigio de una marca, son algunos de los elementos que comulgan para dar vida a los grandes vinos. Por su parte, el precio suele ser un buen indicador, más allá que algunas etiquetas que abusan del marketing y aprovechan su fama. Pero atención, un gran vino siempre tiene que dar mucho más de lo que pide y superar las expectativas del consumidor, de lo contrario no llegará a ser considerado como un verdadero vino de alta gama.

Fabricio Portelli
Alimentó su pasión por el vino de manera cercana, recorriendo las regiones, conociendo a los responsables de los vinos. Estudió marketing, es sommelier y periodista especializado, pasando por revistas como argentinewines.com, Revista Joy y El Gourmet. Organizó las exposiciones "Vinos de Lujo" , primeras en mostrar los vinos de alta gama y estuvo en diversos espacios de TV por cable, junto al gran Miguel Brascó. Hizo Radio, produjo anuarios y guías. Fue jurado nacional e internacional en más de 20 concursos, algunos de ellos lo más relevantes y significativos de la vitivinicultura mundial: Decanter Worlds Awards RU; Concours mundial de Bruselas; Vinitaly, entre otros. Desde 2014 lanzó su propia web y App y colabora con Convivimos, la revista especializada de mayor tirada en el país. Experto en vinos de Terroir y altos de Gama.

También te puede interesar

Deja tu comentario