Buscar Noticias

3 Tipos de Cerveza según su fermentación

3 Tipos de Cerveza según su fermentación

Más allá de que ya tiene su día internacional, en Argentina celebramos el 31 de mayo como el “Día Nacional de la Cerveza”. Ante el “boom” de la cerveza artesanal, el gusto por esta burbujeante bebida parece haber cambiado bastante, inclinándose por las de elaboración casera. Como sea, la cerveza siempre es motivo de reunión con amigos, celebraciones y festejos. Sólo se debe cumplir una condición que la hace aún más disfrutable “que esté fría”.

En este #DíaNacionaldelaCerveza queremos contarte cuales son los 3 tipos de cerveza que existen

 

Los 3 tipos de cervezas

A poco de interiorizarnos en el mundo de las cervezas nos damos cuenta de su riqueza.  Y no me refiero solo a su agradable sabor, sino también a su tradición y estilos.  Solo en Bélgica, meca cervecera si las hay, encontramos alrededor de 1.200 etiquetas diferentes y unos 350 estilos.  Si a eso le sumamos las alemanas, las inglesas, las nacionales, etc. la variedad puede apabullar al consumidor  que empieza a explorar la diversidad cervecera.

Como suele pasar con todo universo que contiene tanta cantidad de elementos las clasificaciones nunca terminan de convencer o dejan afuera a alguna.  Sin embargo, podemos pensar en una clasificación básica que nos permitan organizar las birras a grandes rasgos y así ir entendiendo estilos y nombres.

La forma más general para realizar nuestra clasificación será teniendo en cuenta el tipo de fermentación usado para llegar al resultado final.  Recordemos que el azúcar y almidones de la cebada necesitan ser transformados en alcohol por las levaduras.  Y no todas las maltas son iguales, ni todas las levaduras funcionan igual.

 

Cervezas de fermentación baja

Son las famosas Lager, de estilo liviano y refrescante, espumosas y de bajo alcohol por lo general.  Son cervezas que fermentan a temperaturas cercanas a los cero grados y, por la tecnología requerida, son las más nuevas: mediados del siglo XIX.  Sin embargo, los productores del centro de Europa ya habían notado siglos antes que algunas cervezas elaboradas en el invierno y almacenadas en sus sótanos y almacenes (lager significa aproximadamente eso en alemán) fermentaban más lentamente y las levaduras lo hacían en el fondo del tanque.

Con la industrialización cervecera se volvieron el estilo más popular por su carácter liviano y refrescante.  En la localidad checa de Pilsen surgió una variedad de Lager que se volvería la más clásica entre las cervezas industriales y hoy son las más comunes de encontrar en cualquier supermercado.

Otras Lager famosas son las Vienna, provenientes de la ciudad homónima; las Bock, la versión negra de las Lager; Rauchbier, de aromas y sabor ahumado; y otras como las Märzen u Oktoberfest, Dortmunder, etc.

 

Cervezas de fermentación alta

A estas cervezas se las suele englobar bajo el nombre de Ales y sus levaduras fermentan en la parte superior de los tanques a una temperatura de entre 18 y 24°.  Esta cuestión técnica es la que las vuelve más “fáciles” de elaborar y son las más elegidas entre los cerveceros artesanales de todo el mundo.  Por otra parte, es un estilo que gusta mucho porque posee más cuerpo y complejidad que las otras.  Los estilos Ales tienen características más marcadas y reconocibles.

Dentro de este gran grupo de las Ales hay muchos subestilos.  Muchos son similares entre sí, pero con pequeños detalles que permiten clasificarlos diferente como las Golden Ale, Kölsch y Dorada Pampeana, tres estilos de cerveza rubia con cuerpo, la última de origen nacional.

Dentro de las Ales hay dos tipos de cervezas negras muy populares: las Stout y las Porter.  Las primeras tienen mayor graduación alcohólica y aromas más intensos, lupulados o maltosos dependiendo del estilo.  Las Porter surgieron como una versión más moderada que se popularizó por su precio entre los trabajadores del puerto de Londres y de allí su nombre.

Las Indian Pale Ale gozan de gran popularidad entre los productores artesanales.  Si te gustan las cervezas bien amargas, estas son las tuyas.  Su origen explica mucho de su estilo: cuando la India era colonia británica, las cervezas elaboradas en la isla debían hacer un largo camino hasta llegar a destino.  Como no había conservantes, ni los envases se podían cerrar herméticamente los productores ingleses agregaron una cantidad extra de lúpulo que actuaba como conservante natural.  El resultado final eran un mayor amargor y aromas menos maltosos que gustaron mucho.

Las cervezas de trigo son otro micromundo dentro de las Ale.  Por lo general se elaboran con alrededor del 50% de trigo por cuestiones técnicas y económicas (en el pasado se quiso proteger el trigo destinado a la elaboración de pan).  Es una cerveza muy popular en el sur de Alemania, Berlín y Bélgica adquiriendo en cada lugar características peculiares.  Su carácter es ácido, refrescante, de espuma densa y, por lo general, de aspecto turbio.  Esto último no debe asustarte, aunque hay de trigo filtradas se suele apreciar positivamente esta característica.

 

Cervezas lambic

Son cervezas de fermentación espontánea que se elaboran casi exclusivamente en Bélgica.  Se las considera una de las cervezas más antiguas en llegar hasta nuestros días.  Para elaborarlas no se agregan levaduras como en las otras sino que se aprovechan las levaduras salvajes del medio ambiente.  Tienden a ser agrias y se les suele agregar frutas para que saboricen y aporten aromas.

Su estilo, bastante alejado del gusto contemporáneo, y dificultades técnicas a la hora de elaborar un producto sostenido (una Lambic puede tardar años en elaborarse) la están volviendo una rareza.

 

Dicen que hay tantas cervezas como tipos de cerveceros.  La tuya te está esperando acá 👉 http://bit.ly/Dia-Nacional-Cerveza

También te puede interesar

Deja tu comentario